miércoles, 31 de diciembre de 2014

Nadie está solo


El último post del año no será como los que suelo subir habitualmente para estas fechas.
Hoy, en medio de este clima de fiesta, de festejo y emoción espectante a la espera de abrazarnos con nuestros seres más queridos en el momento en que den las doce, quiero dedicar mi pensamiento cariñoso a todos aquellos entrañables amigos que, por una razón u otra, están pasando por momentos difíciles. Incertidumbres por el rumbo de sus vidas o por el de las vidas de sus seres amados.
Mi mensaje de esperanza y fortaleza va para ellos. Es cierto que la distancia parecerá decir lo contrario, pero yo estaré a su lado.
Aún en la vela que parece consumirse rápidamente hay luz. Es lo que eternamente queda, siempre que se pueda ser lo suficientemente sabio y amoroso como para no dejar que huya.

Despido el año con un deseo profundo de felicidad para todos...!
Gracias por otro año más. Los quiere,
Franco.


martes, 30 de diciembre de 2014