lunes, 19 de junio de 2017

Influencias flandrianas


De cómo una expresión artística se convierte a través del tiempo en una imagen representativa de ciertos símbolos de identidad, quedará tal vez en el análisis subjetivo de cada uno. Lo cierto es que "Jeune homme nu assis au borde de la mer" (Hombre joven desnudo sentado al borde del mar), hoy en día es un conocido ícono gay.
Los desnudos masculinos (aunque no todos), despiertan de por sí un interés homoerótico que con mayor o menor presencia se hace evidente ante la sensibilidad de quien así lo interprete. Eso está presente en este cuadro, pero todavía hay más. Todo está dicho a través de una atmósfera indiscutible que enmarca al joven dentro de un espacio auto referencial e introspectivo notable. Ninguno de los otros desnudos retratados por el autor nos lleva a ese terreno. El paisaje no nos es desconocido, sin embargo es inquietante y extraño. No es un lugar oscuro o cerrado, todo lo contrario, estamos frente a la inmensidad del mar y bajo un cielo luminoso y sereno. Así y todo, el ambiente describe un tinte opresivo y de soledad absoluta. Sobre una roca, posado sobre un breve lienzo que tal vez haya sido la única indumentaria usada hace instantes, un adolescente está como dormido en su más expresivo recogimiento, sentado en posición fetal. Con esos pocos elementos, magistralmente despojados, el pintor nos provoca una curiosidad inmediata por saber qué pasa en el interior de esa persona. Sin darnos cuenta, el camino nos conduce no a ese, sino a nuestro propio interior. Sí, así funciona el arte, cuando creemos que estamos dialogando con el artista o su obra, terminamos hablando con nosotros mismos.
"Jeune homme nu au bord de la mer" data de 1855 y es la obra más conocida del pintor francés Jean Hippolyte Flandrin (1809-1864), discípulo de Ingres en la maestría del desnudo masculino. Antes, en 1833, ya había pintado "Polites, hijo de Príamo" (imagen que esta semana aparece en nuestra portada), un desnudo donde osó mostrar el negro vello púbico del muchacho, todo un atrevimiento para la época. Dentro del neoclasicismo reinante en esos años, Flandrin fue un pintor de gran influencia sobre numerosos artistas, incluyendo al célebre Bourgereau, no obstante, hoy es recordado sobre todo por su adolescente desnudo frente al mar, un cuadro que dio lugar a múltiples copias e innumerables variaciones que trascendieron casi dos siglos. El fotógrafo Wilhelm von Gloeden (1856-1931) recreó la primera de estas obras cuidando la exactitud de la pose original,  (ver la última imagen de este post) trabajo que fue punta para muchos otros y que en 1981 tuvo su expresión más inquietante en "Ajitto" de Robert Mapplethorpe (1946-1989), representada aquí en la imagen #12.
El post de hoy es una galería de "poses Flandrin", con algunas fotografías verdaderamente artísticas y otras que no lo son para nada; realizada bajo el desconocimiento, en la mayoría de los casos, de que las imágenes hayan estado realmente inspiradas en el hombre desnudo frente al mar. ¿Ustedes qué creen?
































































































5 comentarios:

Carlos Dìaz Alonso dijo...

Dramático

tonyitalian1951 dijo...

Una serie muy simpatica e interesante.

deepsouth dijo...

Hola Franco, hola amigos.
Qué pena no haber llegado a tiempo para comentar la siempre anhelada miscelánea gráfica.
Pero aquí estoy. Me ENCANTAN las expresiones de asombro de la 47, la 146, la 200, la 2016 y sobre todo la 162 y la 188. Ahora bien, la 2 es, a mi juicio, absolutamente insuperable!!!! Qué gran acierto incluirla.
Resultaría demasiado ambicioso tratar de comentar en detalle una galería tan abultada, por lo que me remitiré a unos cuantos destacados sin orden de preferencia especial.
Me liquidaste con el diálogo “Why don’t you have a boyfriend” (71 a 75). Como decía mi muy recordado MuyPe “me dio vuelta la peluca”.
Fantástico colorinazo invertido en la 69. De todo mi gusto, lo sabías verdad? Y el de la 131 también, eh?
Muy sugerente la 109, aunque quizás yo hubiera preferido algo más fresco, algo no sé…. quizás algo como… una FRUTILLA!!!!
Qué lindo volver a ver a Colby con ese aire tan cándido y juvenil que me cautivó justamente en “el padre de la novia”.
Aaaahhhh… las duchas comunes…. La desnudez en común… habrá algo más delicioso? A propósito, sabías que hasta mediados de los 80 era práctica habitual en Estados Unidos que los hombres nadaran “au naturel”? Voy a buscar mayores antecedentes para enviarte.
Aún recuerdo la primera vez que mi padre me llevó a un baño turco. Desnudez compartida, duchas comunes… ahhhh… . Y eso me lleva a tocar el tema del padre para enviar un saludo afectuoso por el Día del Padre a todos los papis de VH, sobre todo a ti Franco, por hacer de la paternidad un apostolado digno de toda mi admiración. Genial el gif “Oh, DADDY! Oh, DADDY”
Por último, y en conexión con el tema de hoy, creo que el cellista de la 91 bien merece convertirse en un ícono. Lograr esa luminosidad con pinceladas tan toscas me parece notable.

Como siempre, mis agradecimientos más sinceros por tan tremenda entrega. Besos.

Franco dijo...

Queridos,
Estoy a full con cuestiones laborales, perdonen si por estos días no puedo responder a los comentarios como quisiera.
Saludos cariñosísimos a todos, y gracias!
F.

tonyitalian1951 dijo...

No te preocupes amigo carissimo y queridisimo!!!