lunes, 13 de noviembre de 2017

Miscelánea gráfica #37



Buen día...!


arriba...!


.... les sugiero ponerse cómodos,
que ya empieza un nuevo megapost,
la edición Nº37 de nuestras Misceláneas Gráficas.


Donde puede aparecer cualquier cosa.


Empecemos ahora,
y exactamente aquí:


Después de todo (o debería decir "antes" de todo),
este siempre fue un muy buen punto para comenzar las cosas.












George Platt Lynes (1907 - 1955): Lew Christiansen como Apollo, 1937.






































































































































Fotografía de George Platt Lynes


George Cochran Lambdin (1830-1896)



George Platt Lynes: Una de las numerosas fotos que hizo de Jensen Yow en 1948.


George Quaintance



George Silk: Salvavidas australianos, Gaza  (1940s)

Georges Desvallieres: Hercules en el jardín de Hesperides, 1913
(Musee d'Orsay, Paris)





Giuseppe Verdi



Glenn Gould, 1956




Gottfrid Kallstenius  (1861 - 1943)





Guy Williams (Lost in Space, 1965)




Gwyneth Paltrow y Joseph Fiennes en “Shakespeare in Love”, 1998















Blake & Colton

















George Platt Lynes: Bill Miller, 1946.




Hong Kong
















Sean Connery en "Zardoz", 1974




















Carl Philip, Príncipe de Suecia


Carlos McClendon, fotografía de George Platt Lynes, 1947









Damien

 


Daniel Craig en “Munich”, 2005






Diane Keaton
















Domenico Grenci: Sin título



















Jules Verne






E. H. Corbould: Ilustración para Lalla Rookh, romance oriental, 1853













5 comentarios:

Anónimo dijo...

Franco! Cómo se llama el daddy de los gifs qué están en el medio del post? Me mata su barba!!

Franco dijo...

Es hermoso, pero no sé su nombre. Tal vez alguien por aquí sepa de quién se trata. Saludos

Ernest Villa dijo...

Bravo !!!!

deepsouth dijo...

Pero qué miscelánea más monstruosa!!!!

Cuando pequeño una de las cosas que más me gustaba era ver películas de miedo como “terror en Playa Bikini” y, sobre todo, “el cerebro que no quería morir ”… jajaja, aún recuerdo “la invasión de los conejos gigantes””, qué película más espantosa!!!
Sería interminable comentar todas las fotos que me llaman la atención, por lo que me detendré solo en algunas.

Me encantan las callejuelas estrechas y antiguas de tantas y tantas ciudades pequeñitas como sacadas de un cuento. Pero por otro lado también me subyuga la magnificencia arquitectónica, y de ello no hay mejor ejemplo que la arquitectura rusa. De todos los lugares que he tenido la fortuna de conocer, sin duda la Plaza Roja (226) y sus construcciones circundantes son de una monumentalidad que no tiene parangón en ninguna otra parte. Y para qué hablar de la Plaza del Palacio en San Petersburgo y el Castillo de Catalina la Grande (303) en Pushkin. Otra espectacularidad maravillosa.

Marilyn Monroe y Jane Russell, simplemente fantásticas.

Bravo, bravo, bravo, por el gif de la Anciana Rezando de Nicolaes Maes y las fotos de George Platt Lynes.

Coincido plenamente con que el daddy de los gifs es un letalazo. ¿Quizás si el Decano sabe quién es?

Finalmente, me gusta mucho esa foto de Glenn Gould, aunque crecí bombardeado por sus interpretaciones de las Variaciones Goldberg, así que aún no logro deshacerme de ese peso negativo. Pero como los pianistas significan tanto para mi, te paso el dato de que Daniel Barenboim cumple 75 años este jueves.

Y de postre, frutillas!!!!!!

Besos monstruosos.

Franco dijo...

Deepcito,
Me mató la invasión de los conejos gigantes!!!!... me pregunto yo, cómo se puede hacer una película de terror con unos conejitos adorables!? y la del cerebro... me imagino cómo terminaría, claro. Curiosamente, por acá creo que nunca se dieron esas películas. Por aquellas épocas se repetían hasta el hartazgo los monstruos más remanidos, Frankenstein, Drácula, el Hombre Lobo y alguna que otra producción japonesa, la que más recuerdo era "Motra". Después estaban las de arañas gigantes, escorpiones gigantes, mujeres gigantes, hombres gigantes, todo gigante. Adoraba esas películas y después armaba ciudades y rascacielos con cajitas de cartón para actuar yo mismo de monstruo destructor de todo. Pero conejos gigantes, nunca ví!
Oich!, crecer bombardeado con las variaciones Goldberg versión Gould... podría desencadenar efectos terribles. Pero bueno, creeme que hay cosas peores!
Te mando un abrazo, y te dejo porque tengo que ir al cumple de Danielito.