miércoles, 25 de julio de 2018

Vestuarios

Puedo sentir el ruido del agua caliente en las duchas, el calor, el olor, ese olor indefinible pero perfectamente reconocible, puedo verlos a todos desnudos, o a medio vestir, las toallas anudadas a la cintura, colgadas al cuello, las bancas llenas de ropa, de bolsos abiertos, medias sucias y ropa interior en exquisito desorden, puedo ver los jabones con pelos púbicos pegados, barbas y bigotes mojados, pechos sombreados de pelos húmedos, genitales moviéndose a cada paso, traseros firmes y demás formas masculinas.
Un lugar para quedarse a vivir.




















































1 comentario:

Le Soleil de l'Homme, c'est l'Homme dijo...

C'est très excitant les vestiaires au travail ou à la piscine...