domingo, 21 de octubre de 2018

Domingo vintage

Oh, Chad...

Chad Douglas, nacido Martin Cox en Puerto Rico, fue un modelo de porno gay y actor pornográfico a mediados de los años ochenta. Masculino, con anchos bigotes, de pecho peludo, guapo, y probablemente en sus 30 años cuando estaba haciendo porno, tendía a desempeñar papeles dominantes de tipo "papi" en sus videos.
Su característica más distintiva era un pene grande y muy grueso, ensanchado especialmente en la base velluda. Era un exclusivo "top". Conforme a esa imagen dura que desempeñaba en escena, es posible que nunca haya chupado un solo pene en sus películas.
El difunto Scott O'Hara relató una historia divertida sobre Chad Douglas en su libro "Autopornography". Parece que Chad no era por naturaleza un tipo duro. Antes de la producción del primer video de Chad "Below The Belt", Chris Burns dedicó horas a entrenar a Chad para que hablara y actuara como un hombre agresivo.
Douglas llegó justo cuando el porno gay pasaba de las películas exhibidas en los cines XXX a las películas filmadas para el mercado doméstico. También hizo todos sus videos antes de que el uso del condón se convirtiera en el estándar, por lo que todo su trabajo es sin condón. Muchos de los videos de Douglas fueron hechos por Falcon Studios. Era un actor atlético: colocaba a sus compañeros en posiciones inconcebibles, incluso manteniéndolos en el aire  durante el coito. Dominó vigorosa e implacablemente a sus compañeros e interpretó el estereotipo del leader perfecto en "Spokes II" y "Springbreak".
Douglas nació en marzo de 1957. Tras desaparecer de la escena después de finales de la década de 1980 se cree que Douglas murió en la oscuridad del VIH / SIDA, la primera de muchas estrellas XXX en contraer la enfermedad y morir antes de que el conocimiento del condón fuera un estándar establecido en la industria del porno. Se rumorea que Chad Douglas murió en 1999. Sin embargo, Chad Douglas apareció en el número de enero de 2002 de Men Magazine, aunque no se sabe si esto fue un tributo o una entrevista real. 





































No hay comentarios: