jueves, 19 de mayo de 2016

Breve pausa




Me alejo por unos días de estas páginas. Viajes y mucho trabajo me impedirán programar con dedicación los post de VH.
No me echen mucho de menos, (¡o sí! no puedo negar que eso me encanta), pues a mediados de junio volveré con el placer enorme de estar nuevamente con todos ustedes.


Estos tiempos son muy veloces, no sé si les pasa lo mismo que a mí. Los días se van volando y las horas del ocio y del deleite, a veces son robadas por las otras horas, las que requieren obligaciones y responsabilidades, muchas de ellas también placenteras afortunadamente, otras, sencillamente necesarias e insoportablemente inevitables. Parece mentira que ya estemos en la mitad del año. ¿Cuándo fue que pasaron tan rápidamente los meses? me pregunto si ya cumplí -por lo menos hasta aquí- con algunas de las metas que tenía pensado alcanzar en este año. No, definitivamente muy pocas fueron cumplidas, pero bueno, en eso estoy.
Estaré un poco lejos, pero siempre cerca.
El café, por supuesto y como de costumbre, permanecerá abierto a toda hora.
Vengan, y concédanme la alegría de saber de ustedes.
Hasta prontito.
Franco.

miércoles, 18 de mayo de 2016