lunes, 27 de junio de 2016

Invernal

Bienvenido sea el invierno. Soy de sus adeptos.
Entre otoño e invierno están los días del año en donde sale lo mejor de mí.
Puedo ser más creativo y trabajo con mayor predisposición, entre otras cosas.
Pero sobre todo, son sus grises, sus lluvias, sus fríos los que propician inevitablemente la búsqueda del calor amado. Ese calor insustituible y necesario.