lunes, 4 de septiembre de 2017

Entre hombres

Desde las épocas en que los juegos infantiles nos llevaban al desván y con aquel primito compañero de juegos (de "otros" juegos), nos mostrábamos los pilines con la curiosidad exaltada  por la mutua emoción, nunca dejé de excitarme ante el encuentro de sexos masculinos. El juego sigue en la edad adulta, crecieron volúmenes y vellos..., y algo de esa complicidad latente, permanece inalterable.
























































8 comentarios:

Fabrice dijo...

Dos "potencias" se encuentran, pero de inmediato pasan a juguetear, medirse, juntarse, pelearse cual espada de d´Artagnan, para pasar luego a "juegos" más serios.
Fabrice

deepsouth dijo...

Ooooohhhhh, pero qué cosa más hermosa. Sí, los primeros juegos llenos de curiosidad e inocencia que luego a veces se replican en nuestra edad adulta con las mismas mariposas en el estómago. Este post me hizo recordar de inmediato el magno evento que tuvo lugar en Bs As durante la primera semana de mayo de 2011. Qué morbo y qué nostalgia....

Besos

Franco dijo...

Fabrice,
Ahí hay cierta competencia entre varones también... pero nadie pierde, todos ganan!

Deepsouth,
Magno evento....?????????
y en 6 años no nos dijiste nada????????????
Ortolani, prepare una mesa especial... Deepcito tiene algo que contarnos!

deepsouth dijo...

Jajaja, menos mal que alguien aquí tiene memoria para conservar el patrimonio intangible de VH.... Aclaro que yo no fui protagonista de nada. A ver, quizás si con un par de pistas... 2011, mayo, Buenos Aires, reencuentro, mellizos.... Hace falta algo más? Ortolani está que estalla en sollozos de ternura...

Franco dijo...

Ahhhh... "ESE" magno evento... jajajaja....
Dos hermanitos mellizos se reencuentran en Ezeiza... uno de ellos era sho. (!)
Pero, querido Deep, mucho me temo que soy una persona (desde hace 12 años) ¡muy fiel!, y el encuentro memorable fue de almas, no de... bueno, lo que tu mente calenturienta imagina. Qué cosa, che...

Franco dijo...

Por cierto, hace días, cuando fue el atentado en Barcelona, le escribí para saber si todo estaba bien, y sí, me tranquilizó saber que no le había pasado nada.
Esto de tener hermanitos diseminados por todo el mundo lo estresan a uno...!

deepsouth dijo...

Hablemos un rato en serio. Yo sé que eres una persona muy fiel. Fiel al blog, fiel a tus amigos y fiel a H. Lo sé. Pero este post me recordó inmediatamente uno de los textos más hermosos que has escrito, el del reencuentro con tu tete veraz. Y de cómo las vergas reconocían la hermandad y anticipaban la reunión incluso antes de verse en persona. Figurativo y todo fue un relato delicioso y muy tierno que me llena de emoción hasta ahora. Me alegra mucho saber que Hairy está bien. Besos a ambos.

Franco dijo...

Gracias, querido Deepcito