viernes, 20 de noviembre de 2015

Para dormir calentito

Ver a cada uno de estos hombres peludos y echar de menos al osito con el que dormía cuando era pequeño, es simplemente inevitable.