viernes, 23 de marzo de 2018

Delicia exclusiva

A decir verdad nunca indagué sobre el tema, pero tengo la idea de que los hombres heterosexuales tal vez no tengan mucha experiencia sobre las posibilidades de placer que ofrecen los pezones y el bellísimo (y velludo) terreno que los circunda. Por tanto, (tal vez esté diciendo algo erróneo, verdaderamente no lo sé), el inmenso disfrute que se siente a través de los pezones, al tocarlos, apretarlos, retorcerlos, estimularlos oralmente, etc., etc., sea mayoritariamente un privilegio de los hombres que gustan de los hombres. Mientras que la mujer se dejará seducir por otros intereses eróticos, nosotros no podríamos pasar por alto esos puntos tan atrayentes. Nunca.
A simple vista pueden distinguirse aquellas tetillas que, si bien generosas o de buen tamaño, han permanecido vírgenes y sin ningún tratamiento amatorio que las desarrollara. Lisas, yermas, alicaídas. En cambio, aquellos pezones bien salidos, que forman un cono firme e impertinente, o con distintos pliegues como torrecitas escalonadas de brillosa carne desde la base de la aureola hasta la punta descarada, dan testimonio inequívoco que ese sector del macho realmente es sin dudas una fuente de placer total ni bien se lo roce apenas.
Los pezones que emergen desde un pecho turgente, prominentes pectorales y bien peludos, son una debilidad seria para mí, debo reconocerlo. La atracción visual inevitable sobre ellos, genera un deseo enorme de tocarlos y acariciarlos de todas las formas posibles. Están ahí, como ojos grandes y abiertos que nos miran y provocan. ¿Cómo podría uno permanecer indiferente?








































































1 comentario:

tonyitalian1951 dijo...

Pezones de las tetas son quizas el area mas sensual del cuerpo despues de la vargas y cojones para hombres y la vagina para las mujeres.