domingo, 5 de marzo de 2017

Domingo vintage

En tu grata compañía.
























































































2 comentarios:

Fabrice dijo...

La felicidad, el placer, el goce de estar con el otro.
El gusto de ver hombres al "natural", con el vello que les dotó la naturaleza o sus genes, los vellos púbicos intactos y exuberantes. La única coqueteria; las patillas y los bigotes tupidos. En vez de los tatuajes actuales que en mi caso disminuyen la libido.
También todavía, aún en las fotos con actores porno, cierto aire de ingenuidad, diría hasta de inocencia, gozando en esa década larga de los ´70-´80 de la salida de las "catacumbas" gays al mundo y a la luz.
Fabrice

Franco dijo...

Hermoso tu comentario, Fabrice,
Reflexivo y sensible.
Sí, es curioso, los vellos naturales son una característica omnipresente en los modelos de antes. Nunca dejaré de embelesarme con ellos.