domingo, 3 de junio de 2018

Domingo vintage

Tiempo atrás...




























4 comentarios:

Fabrice dijo...

La seducción de estas formas redondas, que uno sin pensar tiende la mano para acariciarlas; lucen cual frutas - melones - con la pelusilla dorada evocan duraznos y dan ganas de mordisquearlas. Ummm!! despiertan otra gula...............
Fabrice

Cisplatino dijo...

Lo más erótico de la anatomía masculina...y cierto, con el adorno de esa divina pelusilla.

Dong dijo...

Esta parte masculina nunca pasará desapercibida. ¿Por qué?, quizás por una mezcla de misterio, morbo, placer y poder; y probablemente porque cubrimos con una misma prenda la verga y el trasero. Por eso resulta muy placentero quitarla con nuestras propias manos, para difrutar acariciando esas zonas que por velludas nos producen una mayor excitación y satisfacción. Solo basta mirar el trasero velludo de la foto # 6. Mmmmm: hermoso y provocador. Jajaja. ¡Me encanta!. Gracias por la muestra Franco. Saludos.

Franco dijo...

Fue un placer haberlos complacido, mis queridos gourmandises.
Abrazos