miércoles, 9 de noviembre de 2016

Me gustan tus piernas

Una vez, hace muchos años, un amante ocasional me dijo que nunca nadie iba a admirar mis piernas peludas como él. Creo que tuvo razón, o al menos, durante mucho tiempo la tuvo. Son pocos los hombres que adoran las piernas de otros hombres. Una especie rara aquella que puede alcanzar una excitación sublime sólo por el contacto (cualquiera que éste sea) con las piernas firmes y velludas del amante.
Viendo esta galería, ese comportamiento es perfectamente comprensible.

































































































7 comentarios:

Fabrice dijo...

Las piernas peludas, aparte de su propio atractivo, suelen ser un buen indicador de lo velloso que se encontrarà donde terminan.
Fabrice

Franco dijo...

Completamente de acuerdo... lo mismo que las manos, antebrazos... o, por ejemplo, la oscuridad de una barba rasurada... ah! delicia eterna.

Don Pepe dijo...

Aunque aquí no aparecen las piernas peludas tipo fauno, me agradan que se vean algunos tipos que las tengan poderosas y buen formadas. Esto contrasta mucho con el cuerpo que desarrollan los hombres de gimnasio que buscan impresionar con pectorales y bíceps. Lástima...Se ven horribles con esas piernas de alfeñique, como decía la antihua publicidad de Charles Atlas que leía en los cómics impresos de los 70's.

Se necesitan unas piernas poderosas para poder cargar a horcajadas a tu amante y darle la cogida de su vida, mientras se cuelga de tu cuello.

Franco dijo...

Ah, Don Pepe,
tenga piedad de mí... con esas imágenes de amantes cogiendo.... y uno que tiene que seguir trabajando hasta la noche.... ahhhhhhhhhhhhh....

Dong dijo...

Sí...
Es hermoso un hombre con sus piernas velludas. Bueno en realidad si conserva su vello original en todo su cuerpo, todavía mejor.
Me gustó la fotografía # 29 por su forma y sus colores. Y sin duda por esas piernas varoniles, fuertes y sexis; por esos pies tan lindos y sensuales; por ese vello que se puede apreciar a lo largo y ancho de ese cuerpo tan provocador. Además sugiere morbosamente lo que uno puede encontrarse por debajo de la ropa. ¡Ufff!. Jajaja.
Y por otra parte, solo puedo imaginar tus piernas... para que hayas recibido un cumplido semejante. ¡Felicitaciones!
Repito, me gustan las piernas velludas... me excitan; me gusta abrazarme a ellas... acariciarlas, olerlas, morderlas, saborearlas...
Mmmmm...
Gracias por todo lo que compartes con nosotros.
Saludos para ti Franco y para todos.

Franco dijo...

Gracias, Dong!
Es un placer tenerte de nuevo por aquí.
Abrazo de piernas

Manu_MX dijo...

Ayayayayayyyyyyyy... ¡No se vale esto! Hoy fue un día de mucho ajetreo y justo cuando por fin estoy en la paz del santo hogar veo que me perdí de un post SUBLIME... Después de esa descripción tan deliciosa que me dio el Gaucho de Oro sobre las maravillas y delicias humanas que están circulando ahora por las primaverales calles de Bs.As.... viene ahora está exquisita galería de PATORRAS!!! Tal apelativo ya se quedó en el léxico vellohomeeco por cortesía del inolvidable Gitano Nazi Hairy4ever; y hoy se le rinde homenaje de una forma tremenda.

"¡Qué piernas!" Decía aquí en México el slogan de un viejo comercial de TV donde anunciaban medias para dama (protagonizado por cierto por una Argentina espectacular: Christian Bach)... Al ver y volver a ver a semejantes ejemplares de auténtica belleza masculina uno sólo puede chiflarles y después decir... "¡QUÉ PATORRAS!"