lunes, 21 de mayo de 2018

La ropa que habitamos

Hoy pasearemos por una galería completamente atípica dentro de los hábitos de este blog. Lo siento, nada de desnudos hoy, sino todo lo contrario. Los hombres que veremos están todos vestidos.
Pero eso no nos ha de preocupar. La seducción, la atracción o el deseo -o todas estas cosas combinadas a la vez- son asuntos de una naturaleza tan curiosa que hay veces en las que un hombre completamente vestido nos puede llegar a llamar mucho más la atención que si estuviera desnudo en su totalidad. Supongo que eso sucede cuando lo que llevamos puesto favorece lo que quisiéramos mostrar -o insinuar- en toda su medida.
Casual, informal, de etiqueta, deportiva, formal y distinguida, creativa o transgresora, la ropa que nos gusta usar, admirar, en nosotros mismos o en el otro, forma parte indiscutible de la seducción masculina. 













































































3 comentarios:

Fabrice dijo...

La ropa es muy linda, pero indudablemente es la "percha" la que la hace valer. Y que "perchas" nos propones Franco!. En un desfile de ropa así uno se lleva la ropa y el modelo que la luce.
Fabrice

Franco dijo...

Aunque el hombre se vista de seda, hombre queda...

titindaniel dijo...

Franco que buen post,cada hombre mas rico que el otro y en cuanto a la ropa cada uno en su estilo es delicioso. Besos