martes, 15 de mayo de 2018

Visita al paraíso














































4 comentarios:

Fabrice dijo...

Por suerte no hay que morir para visitar este paraiso. La sola visión lo deja a uno "electrizado", queda uno como un niño en una juguetería, mirando maravillado los juguetes como mira uno estos "obeliscos", con su adorno lujuriante y lujorioso de vello púbico, Ah!, Oh!
Fabrice

tonyitalian1951 dijo...

Otra comparasion seria come mirar un caramel de azucar.....

Franco dijo...

Fabrice,
No hay que morir para ir a este paraíso... sin embargo nos morimos por ir.

Tony,
Por qué será que siempre tenemos comparaciones comestibles...!?

saludos y abrazos!

tonyitalian1951 dijo...

Franco el amigo Fabrice hizo la comparacion del nino en una jugueteria, e yo con el caramelo
de aucar. En otras palabras comparaciones buenas o por lo menos para dejar la persona en un estado de felicidad o contento!!!